PRINCIPIOS ÉTICOS QUE GUIAN EL QUEHACER DEL MINISTERIO DE SEGURIDAD PÚBLICA DE COSTA RICA



Manual de Ética y Valores del Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica


Principio 1:

Todo funcionario o funcionaria del Ministerio de Seguridad Pública es reconocido (a) como una persona integral, sujeta de todos los derechos humanos irrenunciables y, por tanto, el Ministerio de Seguridad se compromete a tomar todas las medidas necesarias para que el disfrute de esos derechos sea una realidad en todas sus unidades policiales y administrativas.


La institución ofrece a todos sus colaboradores y colaboradoras, todas las condiciones mínimas necesarias para que desempeñen sus funciones en el marco de la dignidad humana y el respeto a las garantías individuales estipuladas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.


Dignificar y humanizar la función del policía y del funcionario (a) administrativo será una política institucional que guiará todas las acciones estratégicas que se desarrollen a lo interno del Ministerio.

Principio 2:

El servicio público en materia de seguridad ciudadana es una vocación, por lo tanto, el Ministerio de Seguridad Pública, asume como tarea fundamental el reconocimiento al trabajo realizado con compromiso y dedicación.

En el Ministerio de Seguridad Pública, el esfuerzo se valora y se reconoce como aporte significativo al logro de la misión institucional. Se comprende que el aporte de cada funcionario y funcionaria (sin distinción de su puesto o rango de autoridad) es valioso y necesario para el logro de los objetivos.

Se incentiva la iniciativa, la proactividad y la generación de propuestas novedosas en todos los funcionarios y funcionarias del MSP. Se reconocen los logros colectivos y se incentiva el trabajo en equipo y la sana competencia para alcanzar las metas propuestas.

Principio 3:

En el Ministerio de Seguridad Pública ejerce sus funciones de manera coherente e integrada en todas sus dependencias.


¡El Ministerio somos todos!

Con esta frase se resume el compromiso organizacional por promover la integración de todas las unidades administrativas y policiales en cuanto a la misión sustantiva del MSP. En este sentido, se comparte una misma visión, una misma misión y unos valores institucionales comunes para todo el personal. No se promueven diferencias entre las diferentes unidades en cuanto a la ética y valores.

Principio 4:

El Ministerio conoce, comprende y actúa diligentemente en satisfacer las necesidades de capacitación y sensibilización de su personal en las áreas y materiales que lo considere necesario para el adecuado ejercicio de sus funciones.


Se destinarán los recursos necesarios (humanos y materiales) para garantizar que los procesos de capacitación lleguen al 100% de la población que los requiere. Estos procesos partirán siempre de un análisis cuidadoso de la realidad de la institución y serán una respuesta efectiva a necesidades identificadas tanto en el personal de recién ingreso a la organización como en aquellos colaboradores y colaboradoras que ya han desarrollado su carrera profesional en la organización.

Principio 5:

Las personas a quienes el Ministerio de Seguridad Pública les confíe un puesto de autoridad, serán ejemplo en la vivencia de la ética y los valores.


El Ministerio elige, supervisa y evalúa a todo el personal en posición de jefatura desde un marco ético y apegado a los valores institucionales, comprendiendo el rol que ejerce cada jefatura en el modelaje y enseñanza de estos valores a todo su personal.

La vivencia de la ética se practica de forma coherente en todos los puestos de la organización, incluyendo de manera prioritaria a quienes ocupen altos mandos.

Se reconoce la necesidad de contar con jefaturas comprometidas con el desarrollo integral de sus equipos de trabajo, que sean ejemplo y tengan trayectorias intachables en materia de ética y valores.

Principio 6:

El Ministerio cuenta con procedimientos claros y eficientes para atender cualquier situación laboral que se presente contraria a la vivencia de la ética y los valores establecidos en el presente Manual.

Se trabaja por lograr una cultura de “Cero tolerancia a la corrupción” en la que se destinan esfuerzos y recursos para prevenir, investigar y actuar cuando se presenta alguna acción contraria a la ética.

El Ministerio pone a disposición de sus funcionarios los mecanismos oportunos y eficientes para denunciar cualquier situación que atente contra los valores institucionales sin que esto implique ningún tipo de perjuicio a nivel personal o laboral

En ningún caso, una persona que haya denunciado un acto de corrupción a lo interno del Ministerio, será expuesto a ningún tipo de maltrato ni discriminación. El Ministerio dispondrá los mecanismos adecuados para evitar este tipo de situaciones en su personal

Se promueve además una cultura de cero tolerancia al acoso laboral, sexual y a cualquier forma de d iscriminación a lo interno del Ministerio, destinándose esfuerzos para capacitar al personal y en esta materia así como para informar sobre los mecanismos de denuncia disponibles

Principio 7:

Todos los procesos estratégicos del MSP se encuentran alineados en el tema de ética y promueven, desde el ámbito de acción de cada uno, el fortalecimiento de los valores en cada una de las unidades de trabajo.

Los procesos de selección de personal tendrán como eje central de evaluación los antecedentes e indicadores actuales en materia de ética y valores de la persona postulante.

En ningún caso se aceptará el ingreso de una persona con dudosa reputación en aras de cumplir con un número determinado de plazas que deben otorgarse.

La ENP conoce, comprende y responde a las necesidades reales de capacitación tanto los nuevos funcionarios como de aquellos que ya han iniciado y/o avanzado su carrera profesional a lo interno de la organización.

El Ministerio comprende y actúa diligentemente en satisfacer las necesidades de recuperación emocional de sus funcionarios ante situaciones de emergencia.

Principio 8:

Será responsabilidad de la Comisión de Rescate y Formación de Valores Cívicos, Éticos y Religiosos, las subcomisiones, las jefaturas administrativas y policiales y demás autoridades del Ministerio de Seguridad Pública, la divulgación del presente Manual así como la generación de las condiciones necesarias y adecuadas para su implementación.

El punto de partida para lograr el objetivo fundamental de comprometer a todo el personal policial y administrativo con la vivencia de la ética y los valores, es demostrar como institución el compromiso y la convicción profunda del rol que como empleador juega el Ministerio en el modelaje y promoción de esos valores.









    Gracias !!